Guiso de cordero con ciruelas y almendras

Compra: 1 pierna de cordero recental deshuesada y cortada en trozos grandes o 2 de cordero lechal (en trozos; no se necesita que estén deshuesadas); 12 – 16 ciruelas pasas; 100 grs. de almendras crudas (sobrarán), 1 cebolla grande o 2 pequeñas; 1 raiz de jengibre o dos cucharadas de jengibre molido; 2 dientes de ajo
Además: 1 gr. de azafrán, cilantro, perejil, sal, miel y caldo de carne
Procedimiento: En una cazuela se pocha la cebolla y el ajo bien picados con un poco de aceite. Cuando estén pochados (e incluso un poco dorados) se añade el jengibre pelado y cortado en trozos (o el jengibre molido), el cilantro y el perejil picados y el azafrán. Se le da unas vueltas y se añade el cordero y, todo junto, se deja en la cazuela unos cinco minutos. Se incorpora entonces el caldo de carne que debe cubrir los trozos y se deja cocer a fuego lento. Si es recental tardará entre 1,5 y 2 horas (deben poder cortarse bien los trozos). Cuando la carne está cocida, se reserva y la salsa se pasa por una batidora. Se vuelve a poner la carne en la cazuela y se añade la salsa (puede colarse o no). Se incorpora la miel a la salsa y se echan las ciruelas. Todo debe cocer otros cinco minutos. Justo antes de servir, se fríen en una sartén unas almendras troceadas con unas gotas de aceite y se incorporan al guiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.